jueves, 15 de septiembre de 2011

Ventanas




No recuerdo si era invierno o primavera

si era dia o quizás, noche

solo se que te marchaste...

Envejecieron mis zapatos, mis manos, mi cara

de tanto y tanto, esperarte

lloraron los almendros, emigraron los pájaros

se juntó polvo en los muebles y cerré las cortinas

la maleza, enredó de gris los jardines

languideció el rosal que tú mismo cultivaste

...anocheció mi noche...

Pero, hoy algo en el aire, gritó tu nombre

y caminé descalza por todo este recuerdo

La ciudad sigue dormida

doliendo ausencias y olvidos

Frente a mi, el silencio...

silencio que define estremecido,tu perfume

de tiempo y distancia

Y miro este rostro triste, que rebota en el espejo

y lloro, me desgarro y digo palabras sin sentido

para olvidar que todavía te amo

que la noche una vez mas amanece

para olvidar ...olvidarte

si acaso, en mis ojos cansados

...Todavía vuelan mariposas.



©margarita parada palma

4 comentarios:

Myriam dijo...

Obstinadas mariposas...
Maravilloso poema Margarita. Belleza de forma y de fondo.

margarita dijo...

Gracias Myriam, por tus palabras y tu visita.Un abrazo grande.

Inocencia Montes dijo...

(Creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño;esto es amor quien lo probó lo sabe. Lope de Vega).
Merece la pena amar así verdad Margarita?.
Muy bueno. Un beso

margarita dijo...

De todas maneras amiga vale la pena.Hay una frase que dice,"Mas vale haber amado y perdido,que no haber amado nunca"....Un gran abrazo para ti.